martes, 11 de marzo de 2008

Seguimos con un poco de nostalgia...

Esta historia es típica típica... quería contarles lo duro que es estar enamorada de un tipo durante mucho tiempo.... atraviesan el continente por él.... se pelean, se reconcilian y pelean nuevamente... después de no hablar con él por mucho tiempo, conocen a alguien más... un tipo que logra hacerlas olvidar el daño de que les hizo el sujeto en cuestión...

El tipo perfecto, alto, churro... que sabe que clase de palabras usar para que caigamos rendidas a sus pies. Empiezan a vivir la historia de amor más intensa de la vida, una cosa súper fuerte.... con mil obstáculos, pero PERFECTA!!!!!!

Las cosas PERFECTAS dejan de serlo cuando se enteran un poco más de la vida del sujeto... cosas que prefiero no mencionar por si el algún día llega a leer esta historia... todo se acaba... es mejor por nuestra salud mental, me dijo él

Después de detener todo, de pisar el freno en seco para que los sentimientos no siguieran creciendo, el dice que se vean, que salgan a tomar algo... para que a los quince minutos llame a decir... No estoy listo para verte!!!!

Bueno... el sujeto del comienzo (del que estuvimos enamoradas mucho tiempo) aparece nuevamente, pero ya los sentimientos hacia el son normales... ya las cosas se asumen con toda tranquilidad, si el está cuadrado... pues bien, que sea feliz!!!!

Pero... un momento... que paso ahí? como murió todo tan de repente?? pues el sujeto PERFECTO nos hizo olvidarlo... pero ahora él no está... ninguno de los dos se encuentra presente en nuestra vida.... estamos SOLAS...

Bueno, ese es mi caso... estoy resumiendo brevemente cuatro años y siete meses de historia... si están interesadas, seguiré con ella...

Un abrazo,

Pepa

1 comentario:

Andrés Romero dijo...

hola Pepa...me gustaría saber porqué dejaste al tipo perfecto???destápate y cuéntalo...chaoo.